Entrevista a Ángeles González-Sinde. Ministra de Cultura

Esta entrevista no publicada se realizó en mayo de 2011 como práctica de un taller de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS en el Ministerio de Cultura. Su reproducción ha sido autorizada por la entrevistada en marzo de 2016.

Descargar (PDF, 101KB)

John Hall, fundador de Linux: “Con las patentes no habría sido posible la Capilla Sixtina”

John Hall (Carles Francesc)

Jon Hall, evangelista de Linux. / CARLES FRANCESC

Es como un campusero más. Jon Hall se sienta habitualmente en una de las primeras mesas del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, como cualquier otro participante. Habla con todos los que se le acercan, que son muchos. Repartidos por las mesas de las dos sedes que este año tiene el evento, se encuentran decenas de pingüinos, símbolo de la marca debido a la aficción del arquitecto de Linux por este animal. Eso da una idea de la cantidad de fans que el software libre tiene entre los participantes.

Jon Hall dio una conferencia el jueves a última hora de la tarde que se cerró con la llegada de una tarta para celebrar el veinte cumpleaños de Linux pero continúa en la Campus Party, que finaliza esta noche, disfrutando del evento con su ordenador. Hall, que utiliza su apodo, maddog, para firmar a sus muchos fans, se sentó a hablar con este periódico del software libre, del que es, más que un ejecutivo, un apasionado. Hall es directivo de la organización sin ánimo de lucro Linux Internacional.

“Estoy convencido de que Linux es perfecto, el problema es que a los usuarios de Windows les pasa como a algunas parejas que llevan mucho tiempo juntos. Quizá no compaginan del todo bien pero se han hecho a estar juntos. Si se separasen, probablemente encontrarían un mejor compañero, pero se han acostumbrado”, sonríe Hall.

Seguir leyendo John Hall, fundador de Linux: “Con las patentes no habría sido posible la Capilla Sixtina”

Kevin Mitnick, ex hacker: “Puedo entrar en tu teléfono móvil”

Kevin Mitnick durante la entrevista. / SANTIAGO CARREGUÍ

Kevin Mitnick, ayer durante la entrevista. / SANTIAGO CARREGUÍ

Kevin Mitnick (1963) gestiona su tiempo como una estrella. Y podría decirse que lo es, a juzgar por la fila de personas que esperaban ayer en el Museo Príncipe Felipe de Valencia para escuchar su conferencia sobre seguridad en la Campus Party. Dentro de su limitado tiempo, el expirata informático estadounidense pudo dedicar unos minutos a atender a este periódico. “Mientras estamos aquí sentados hablando estoy hackeando tu móvil”, bromeó Mitnick. Más serio, añadió: “Puedo hacer cualquier cosa. Obtener tu contraseña, todos tus códigos, acceder directa y físicamente… Todo depende del nivel de seguridad que tengas”.

Y no es broma. Pero este hombre, que puso en jaque al FBI y del que un juez llegó a decir que con tan solo un soplo era capaz de activar los códigos de lanzamiento de misiles, ha dado un giro a su vida.

Admite que ha tenido mucha suerte al poder pasar desde el “lado oscuro” del hacking a tener su propia consultora de seguridad. Años después de su paso por prisión, las restricciones que el Gobierno norteamericano tenía sobre Mitnick a la hora de contar su vida han terminado. Por eso, el próximo 15 de agosto saldrá a la venta su autobiografía Ghost in the wires: my adventures as the world’s most wanted hacker (El fantasma de los cables: mis aventuras como el hacker más buscado del mundo).

El movimiento generado a favor de su libertad, Free Kevin, recuerda a Anonymus y Julian Assange, pero Mitnick no lo ve tan claro: “La diferencia es que él no está en la cárcel, es pronto para establecer esa comparación, además Assange se enfrenta a cargos en Suecia, por ahora”. Sin embargo, el expirata informático se confiesa admirador del neozelandés: “Creo que Julian Assange tiene un par de narices. Me gusta mucho leer los cables y quiero saber cómo acabará esta historia, aunque en realidad es Bradley Manning el que tiene el mérito de haber pasado la información clasificada”. Seguir leyendo Kevin Mitnick, ex hacker: “Puedo entrar en tu teléfono móvil”

Las legislativas francesas también se juegan en España

El candidato socialista Arnaud Leroy (izqda.)y la candidata por la UMP Laurence Sailliet (dcha.)

El candidato socialista Arnaud Leroy (izqda.)y la candidata por la UMP Laurence Sailliet (dcha.)

Dos franceses del norte buscan conquistar el sur de Europa. Laurence Sailliet (UMP), de la región de Moselle (Lorena) y Arnaud Leroy (PS), de Llille, lucharán este domingo en la segunda vuelta de las legislativas francesas por conseguir el acta de diputado en la Asamblea Nacional por la circunscripción número 5, a la que pertenecen España, Portugal, Andorra y Mónaco.

Por primera vez los franceses que viven fuera de Francia tendrán derecho a elegir un representante en la Asamblea Nacional en virtud de una reforma constitucional introducida por Nicolas Sarkozy en 2008. “Esto mejora notablemente la representación de los franceses en el exterior y los equipara a los que residen en Francia”, asegura Arnaud Leroy, candidato por el Partido Socialista del actual presidente François Hollande. Laurence Sailliet, de la UMP a la que pertenece el expresidente Sarkozy, valora del mismo modo el nuevo mecanismo y considera que los 11 nuevos diputados que los franceses en el exterior elegirán el domingo permitirán tener más en cuenta las especificidades y expectativas de este colectivo.

La última semana ha sido intensa para Leroy y Sailliet. La primera vuelta de las elecciones legislativas se adelantó al 3 de junio en las circunscripciones exteriores pero la segunda coincide con la de Francia, el próximo domingo 17. Por eso, desde el pasado lunes 11 los equipos de los candidatos de la UMP y del PS, vuelan de Barcelona a Madrid y de Andorra la Vella a Montecarlo para tratar de arañar los últimos y decisivos votos. Todas las previsiones apuntan a una mayoría socialista en la Asamblea para el próximo domingo tras obtener un 34,5% de los votos en la primera vuelta (un 46,64% para el conjunto de la izquierda). En la 5ª circunscripción, sin embargo, la primera vuelta fue ligeramente favorable a la UMP, con 5087 votos frente a los 4870 de los socialistas, una diferencia que Leroy confía en salvar el domingo con el apoyo de la izquierda.

Seguir leyendo Las legislativas francesas también se juegan en España