Coordinación del proyecto final del máster

plancha_impresiónEn noviembre de 2011 codirigí el proyecto final del máster de Periodismo EL PAÍS-UAM en la variante de edición impresa. El proyecto implicaba el lanzamiento de la edición única de un periódico de papel cuyo diseño, contenido, redacción, edición y fotografía dependían íntegramente de los 13 miembros del equipo, una cifra que sumamos a la unidad de medida tipográfica del periodismo tradicional para escoger el nombre de nuetro periódico: 13picas.

Infiltramos a dos redactores en una casa okupa, descubrimos una turbia red de recogida de cartón ilegal en connivencia con el Ayuntamiento, entrevistamos a Woody Allen y a la presidenta del CNIO. Nos acercamos a algunos dramas del momento pasando 24 horas con una familia con todos sus miembros en paro, escuchando el terrible drama de adultos que se vieron obligados en la infancia a convivir con el asesino de sus madres o viajando hasta La Restinga, el pueblo canario que tuvo que ser desalojado tras una erupción volcánica.

Pero aquel año, que habíamos vivido aprendiendo a informar desde la acampada de Sol, no podíamos dedicar la portada al tema con el que abrimos, y cuya noticia pudo leerse en El País. Reunimos a los padres de la Transición con tres líderes del 15M y los sentamos en una sala a debatir sobre democracia. Y se entendieron mejor que bien.

Como redactora, soy coautora de los textos La democracia, a examen y Mudanza en casa del presidente. Como coordinadora, aprendí a actuar como enlace entre el equipo y nuestra directora de proyecto, Belén Cebrián; a confiar en el equipo sin dejar de exigir,  a tomar decisiones relacionadas con el diseño y la fotografía y a asumir las responsabilidades de un periódico muy real. Tanto, que mis compañeros me dejaron llevarme la plancha de portada y contra de recuerdo.

Descargar