“No hay cocina rara, hay gente rara”

El cocinero Ferran Adrià durante su conferencia en la Campus Party de Valencia. / TANIA CASTRO FOTO.TANIA CASTRO

El cocinero Ferran Adrià durante su conferencia en la Campus Party de Valencia. / TANIA CASTRO

Si alguien aún se pregunta por qué Ferran Adrià estaba en la Campus Party de Valencia este mediodía, ya tiene la respuesta. En pocas horas, el prestigioso chef se ha convertido en trending topic mundial en la red social Twitter. Pocos han podido resistirse a pasar por la conferencia que el propietario de El Bulli ha ofrecido hoy en el auditorio del Museo Príncipe Felipe, por eso las plazas se han quedado cortas para los muchos campuseros que querían acudir a la charla y que han despedido al cocinero con una ovación.

Adrià ha arrancado haciéndose la pregunta que todos los asistentes tenían en mente. ¿Qué hace un cocinero en un evento tecnológico? “Yo me despierto cada mañana con el móvil, el 80% del tiempo lo estamos dedicando a las nuevas tecnologías”. Pero, para Adrià, la Campus es, sobre todo, un lugar para la creatividad. Por eso se siente en su lugar: “Yo me dedico a la creatividad con el lenguaje de la cocina”.

De manera didáctica y con el sentido del humor como principal herramienta, Adrià ha desgranado las ideas con las que ha convertido a El Bulli en un laboratorio de ideas más que en un restaurante. “No somos el mejor restaurante del mundo, pero somos el referente de la creatividad”. Para el cocinero la innovación es una apuesta, por eso ha recomendado a los jóvenes que miren atentamente a los expertos en tecnología de Estados Unidos: “Si existen Twitter y Facebook es porque alguien se atrevió a crearlos un día”. Aunque no sólo a América ha mirado Adrià: “No puedes dedicarte a la creatividad sin ir a Japón”, sentenció el cocinero.

De consejos estaba lleno Ferrán Adrià, que destacó la paciencia y la capacidad de sufrimiento como fundamentales para los jóvenes talentos que intentan innovar. Hay quien con 25 años pretende ser Steve Jobs”, ha dicho.

El chef ha querido explicar su concepto de creatividad asociado a la cocina para acabar aplicando el mismo criterio a la tecnología. Por eso ha arrancado un mar de aplausos al afirmar: “No hay comida rara, hay gente rara” y ha comentado cuánto le sorprende que alguien capaz de comer una hamburguesa salada con un refresco dulce, se extrañe de las mezclas de sabores que él elabora.

De la clase magistral de Adrià, lo que mayor satisfacción ha provocado es el alegato final que ha hecho a favor de la inversión en nuevos talentos. El cocinero explicó que la reconversión de El Bulli en fundación es una apuesta por la tecnología y la nueva creación. En su nueva web se compartirán conocimientos sobre cocina relacionada con otras disciplinas para que los cocineros de todo el mundo puedan formarse. “Los que tienen dinero no solo tienen el deber de aportarlo a ONG, sino al talento y a la creación de puestos de trabajo”, ha concluído Adrià.

La conferencia se ha cerrado con una pregunta del chef al auditorio: “¿Por qué el mapa web, que sirve para orientarse, no es la página de inicio?”, preguntó insistentemente Adrià. Así, Pablo Antón, director de la Campus, ha señalado: “Hasta en esto es innovador Ferrán Adrià. Nunca he visto una conferencia en que el ponente sea quien pregunta”.

Amenazas en la web, uno de los temas del día

La asistencia de Adrià no ha sido el único atractivo que ha ofrecido la jornada. La Campus vive más de noche que de día, por eso la mañana ha estado tranquila en el Museo Príncipe Felipe y el Ágora, donde Josep Albors, director de comunicación de Ontinet.com (empresa valenciana distribuidora de ESET Smart Security, que patrocina la Campus), ha pasado la mañana explicando las amenazas a las que se enfrentan los usuarios y los videojugadores en la red antes de ofrecer el taller Top 10 Mundial de amenazas a las siete de la tarde.

En un estudio realizado por la compañía demuestra, según ha explicado Josep Albors, que el 20% de videojugadores no utiliza ninguna protección antivirus, y de los que la usan, el 20% no lo actualiza. Esto implica un grave peligro porque, tanto usuarios como videojugadores están expuestos a las amenazas que circulan por la red. Actualmente se ha conseguido solventar el problema de transmisión de vírus con los autorun dado que el hardware ha comenzado a poner trabas a la autoinstalación. Sin embargo siguen entrando en nuestros equipos herramientas como el gusano conficker, capaz de crear un servidor HTTP, borrar los puntos de restauración, y bajar archivos desde direcciones externas. La peculiaridad de las últimas amenazas, según Albors, es que son capaces de pasar desapercibidas para el dueño del equipo permaneciendo en el tiempo en los ordenadores. El mayor peligro reside en que, a través de los nuevos tipos de vírus, se puede suplantar nuestra personalidad, robar datos bancarios o infectar los equipos incorporándolos a una red zombi a través de la cual se puede utilizar un ordenador ajeno en beneficio propio.

“Hay hackers y crackers“, explica Albors. Los hackers son personas capaces de penetrar en los equipos para buscar agujeros en la seguridad y aprender a taparlos mientras lo crackers lo hacen para su lucro. Según Albors, el negocio de falsificación de tarjetas de crédito a través de la captación de datos bancarios por Internet mueve más dinero que el tráfico de droga, pudiendo alcanzar los 7.000 millones de euros.

Para el usuario común, Albors aconseja tener un buen antivirus, que puede ser o no gratuito (“hay que probar hasta dar con el mejor”, recomienda), cambiar habitualmente las contraseñas y, sobre todo, “usar el mayor de los sentidos, el sentido común”.

El País