Las legislativas francesas también se juegan en España

El candidato socialista Arnaud Leroy (izqda.)y la candidata por la UMP Laurence Sailliet (dcha.)

El candidato socialista Arnaud Leroy (izqda.)y la candidata por la UMP Laurence Sailliet (dcha.)

Dos franceses del norte buscan conquistar el sur de Europa. Laurence Sailliet (UMP), de la región de Moselle (Lorena) y Arnaud Leroy (PS), de Llille, lucharán este domingo en la segunda vuelta de las legislativas francesas por conseguir el acta de diputado en la Asamblea Nacional por la circunscripción número 5, a la que pertenecen España, Portugal, Andorra y Mónaco.

Por primera vez los franceses que viven fuera de Francia tendrán derecho a elegir un representante en la Asamblea Nacional en virtud de una reforma constitucional introducida por Nicolas Sarkozy en 2008. “Esto mejora notablemente la representación de los franceses en el exterior y los equipara a los que residen en Francia”, asegura Arnaud Leroy, candidato por el Partido Socialista del actual presidente François Hollande. Laurence Sailliet, de la UMP a la que pertenece el expresidente Sarkozy, valora del mismo modo el nuevo mecanismo y considera que los 11 nuevos diputados que los franceses en el exterior elegirán el domingo permitirán tener más en cuenta las especificidades y expectativas de este colectivo.

La última semana ha sido intensa para Leroy y Sailliet. La primera vuelta de las elecciones legislativas se adelantó al 3 de junio en las circunscripciones exteriores pero la segunda coincide con la de Francia, el próximo domingo 17. Por eso, desde el pasado lunes 11 los equipos de los candidatos de la UMP y del PS, vuelan de Barcelona a Madrid y de Andorra la Vella a Montecarlo para tratar de arañar los últimos y decisivos votos. Todas las previsiones apuntan a una mayoría socialista en la Asamblea para el próximo domingo tras obtener un 34,5% de los votos en la primera vuelta (un 46,64% para el conjunto de la izquierda). En la 5ª circunscripción, sin embargo, la primera vuelta fue ligeramente favorable a la UMP, con 5087 votos frente a los 4870 de los socialistas, una diferencia que Leroy confía en salvar el domingo con el apoyo de la izquierda.

Menos claro está si los votantes del partido de Marine Le Pen optarán por el apoyo a la UMP o, como en las presidenciales, se abstendrán. Sea como fuere, los dos candidatos entienden el avance de la ultraderecha como un síntoma del malestar entre los franceses pero difieren en la interpretación. “La derecha es responsable de ello”, afirma rotundo el socialista. La candidata de centroderecha apunta a Hollande y cita la laxitud con los menores delincuentes o la regularización descontrolada de los sin papeles” como factores de inquietud para los franceses.

La pujanza de Marine Le Pen es uno más de los desencuentros entre los candidatos, pero no el único. El fantasma del socialismo como culpable de la crisis en España, agitado por Sarkozy durante la campaña presidencial, no parece haber persuadido a los franceses. Leroy considera ese discurso: “inaceptable y en total contradicción con los anteriores pronunciados por Nicolas Sarkozy en repetidas ocasiones, en Madrid y en Bruselas. Lamentable.” “No se trata de señalar a ningún país –suaviza Sailliet. Simplemente debemos tomar en consideración los resultados de las políticas para inspirarnos en las que funcionan”.

Pero también hay puntos de encuentro. Los dos candidatos se muestran contentos con el resultado en primera vuelta, que ambos achacan a la labor de proximidad realizada por la circunscripción pero afrontan con distinto ánimo la improbable cohabitación –convivencia de un presidente y un primer ministro de distinto signo político. “No se va a dar, –afirma el candidato del PS. La cohabitación supondría una parálisis del sistema y sería particularmente dramático en el contexto actual”. Sailliet no ve como un problema esta posibilidad. “No se trata de bloquear iniciativas. Tenemos una Constitución que precisa el reparto de funciones entre el presidente, el Gobierno y el Parlamento. Si la UMP gana las legislativas, un nuevo Gobierno será responsable de poner en marcha el proyecto por el que hemos sido elegidos”, asevera.

Pese a todo, faltan motivos para el optimismo: tan solo el 20,4 % del censo votó en la primera vuelta. Una abstención muy elevada que el PS achaca a la novedad del proceso y la lejanía. “Lo necesario es que un mayor número de electores ejerza su derecho el domingo 17 para que su diputado sea lo más representativo posible”, reclama Leroy. La candidata de la UMP, por su parte, mira hacia el futuro: “Estoy convencida de que, en cinco años, la movilización será más importante, cuando nuestros compatriotas puedan medir la acción concreta, en su vida cotidiana, de sus diputados”.

Los dos candidatos

foto

Arnaud Leroy

Licenciado en derecho y experto en protección del medioambiente marino.

Nació en Llille y vive en Lisboa.

Propuestas principales

Políticas de empleo y acceso al crédito en el contexto de la crisis.

Defensa de la binacionalidad (posibilidad de mantener la ciudadanía francesa y del país de residencia simultáneamente)

Modelo educativo inspirado en el proyecto global del ministro Vincent Peillon. Promoción de la educación pública laica y renovación extensiva a los centros en el exterior (22 en España, 2 en Portugal).

Reorientación de la Unión Europea hacia el crecimiento económico basado en la línea de François Hollande con atención especial a los autónomos.

Considera que será un buen diputado porque…

Ganó las primarias y forma parte de la mayoría presidencial. “Seré un diputado útil”.

Lo que preocupa a los franceses que viven en España y el resto de la circunscripción

“Los electores de España y Portugal comparten las mismas preocupaciones: empleo, escuela, atención consular… Las problemáticas de Andorra y Mónaco son diferentes por su propio estatuto de co-principado y principado.

foto

Laurence Saillet

Dietista-nutricionista.

Nació en Moselle y vive en Barcelona.

Propuestas principales

Creación de un intergrupo parlamentario de franceses en el exterior (diputados y senadores) para evaluar el impacto de las políticas en la vida de los ciudadanos a los que representan.

Hacer más accesible la enseñanza francesa y establecer la igualdad entre los niños franceses con independencia de su lugar de residencia.

Apoyo a las PYMES y los autónomos para federarse, promover los nuevos empleos –donde hay nichos de trabajo, especialmente en el sector servicios- y los lazos entre generaciones.

Mantener el Ministerio de los Franceses en el Extranjero y el sistema electoral legislativo vigente. Defensa de la familia.

Considera que será una buena diputada porque…

Tiene experiencia política previa y conoce el engranaje de la Asamblea Nacional. “Por mi experiencia personal conozco perfectamente las especificidades de los franceses en el exterior que desean desarrollar su actividad y deben organizar su vida familiar”.

Lo que preocupa a los franceses que viven en España y el resto de la circunscripción

“Prefiero fijarme en lo que nos une. Para mí son valores como el coraje y el dinamismo los que caracterizan a los franceses establecidos fuera de Francia”.

El País