El PSPV cree que es posible reducir la subida de la tasa de la basura

Recurrir para reducir la subida. O, al menos, para retrasarla. Ese es el objetivo que se marcaron ayer los representantes socialistas en la Emtre (Entidad Metropolitana de Tratamiento de Residuos) que se reunieron en la sede provincial de Valencia para estudiar la subida de hasta un 215% de la tasa TAMER, mediante la que se cubren los costes del tratamiento de residuos, aprobada el pasado viernes día 5 por la entidad. Los socialistas han hecho sus propios cálculos y consideran que si se revisan los costes financieros hechos por los populares, la cantidad podría reducirse entre 22 y 25 millones de euros pudiendo, por tanto, disminuir la subida de la tasa sin dejar de cubrir costes.

El pasado domingo, Ramón Isidro Sanchis, presidente de la Emtre y concejal del PP en Valencia, explicó que los costes de explotación de las plantas de tratamiento de residuos proyectadas -Los Hornillos y Manises- son de 68,6 millones de euros mientras la recaudación con la subida de la tasa sería de 84,4 millones de euros. Precisamente esta diferencia fue justificada por Sanchis por los costes administrativos y financieros. Y ahí es donde el PSPV cree que se puede recortar para evitar la desproporcionada subida.

El portavoz socialista en la Emtre, Salvador Soler, explicó que el PSPV agotará “todas las vías legales para que la nefasta gestión del PPCV no la paguen los valencianos”. Entre las medidas anunciadas está la presentación de un recurso para anular el acuerdo adoptado por la asamblea de la Emtre que, según los socialistas, no es correcto en la forma ni en el fondo, por no seguir el procedimiento adecuado ni calcular bien los costes.

Soler aludió a un supuesto incumplimiento de las promesas electorales por parte de los populares que, en campaña, prometieron no subir impuestos y ahora han votado a favor de la subida de una tasa que implica triplicar el coste de un servicio. Los socialistas aseguran que esa es la razón de que se haya aprobado en agosto, cuando la mayor parte de trabajadores, incluidos los de los medios de comunicación, se encuentran de vacaciones, para que pase “inadvertido”.

El pasado viernes, horas antes de la asamblea de la Emtre, el presidente del Consell, Alberto Fabra, aseguró que le parecía bien que se aprobara la subida de la tasa. A esas palabras quiso responder también Soler, que añadió “si tan bien le parece empiece por abonar los 23 millones de euros que debe a la entidad”. La Emtre tiene una sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Valencia que exige el pago de, al menos, un millón de euros de lo que le debe la Generalitat.

La entrada en vigor de la subida de la tasa de la basura se producirá el 1 de octubre en el área metropolitana de Valencia. Con la presentación de recursos y alegaciones los socialistas intentarán, como mínimo, retrasar la entrada en vigor del aumento, ya que, según Soler, habría que convocar nuevas asambleas. Sobre la polémica de las dietas que los concejales de la Emtre cobran por sus reuniones -el pasado viernes se embolsaron entre 500 y 700 euros-, el socialista se desmarcó asegurando que “el PP no ha pedido que se reduzcan y nosotros tampoco, pero esto ahora no es una prioridad como lo es la subida de la tasa”.

El País