A los cines, ciudadanos

El cine de autor vive un resurgimiento marcado por experiencias educativas que persiguen acercar la narrativa cinematográfica a la infancia, iniciativas vecinales que reabren salas cerradas y pequeñas empresas que promueven una experiencia fílmica integral. TintaLibre. Mayo 2015

Cuando Europa es el último recurso

Junto con el paro, los desahucios han sido la manifestación más cruda de la crisis en España. Cuando nada parecía poder detener su crecimiento exponencial, el juez José María Fernández Seijo consiguió que el Tribunal Superior de Justicia Europeo declarase abusivas las cláusulas de la hipoteca de Mohamed Aziz. El caso sentó jurisprudencia, permitió que[…]

“No hay cocina rara, hay gente rara”

El cocinero Ferran Adrià durante su conferencia en la Campus Party de Valencia. / TANIA CASTRO FOTO.TANIA CASTRO

El cocinero Ferran Adrià durante su conferencia en la Campus Party de Valencia. / TANIA CASTRO

Si alguien aún se pregunta por qué Ferran Adrià estaba en la Campus Party de Valencia este mediodía, ya tiene la respuesta. En pocas horas, el prestigioso chef se ha convertido en trending topic mundial en la red social Twitter. Pocos han podido resistirse a pasar por la conferencia que el propietario de El Bulli ha ofrecido hoy en el auditorio del Museo Príncipe Felipe, por eso las plazas se han quedado cortas para los muchos campuseros que querían acudir a la charla y que han despedido al cocinero con una ovación.

Adrià ha arrancado haciéndose la pregunta que todos los asistentes tenían en mente. ¿Qué hace un cocinero en un evento tecnológico? “Yo me despierto cada mañana con el móvil, el 80% del tiempo lo estamos dedicando a las nuevas tecnologías”. Pero, para Adrià, la Campus es, sobre todo, un lugar para la creatividad. Por eso se siente en su lugar: “Yo me dedico a la creatividad con el lenguaje de la cocina”.

De manera didáctica y con el sentido del humor como principal herramienta, Adrià ha desgranado las ideas con las que ha convertido a El Bulli en un laboratorio de ideas más que en un restaurante. “No somos el mejor restaurante del mundo, pero somos el referente de la creatividad”. Para el cocinero la innovación es una apuesta, por eso ha recomendado a los jóvenes que miren atentamente a los expertos en tecnología de Estados Unidos: “Si existen Twitter y Facebook es porque alguien se atrevió a crearlos un día”. Aunque no sólo a América ha mirado Adrià: “No puedes dedicarte a la creatividad sin ir a Japón”, sentenció el cocinero.

De consejos estaba lleno Ferrán Adrià, que destacó la paciencia y la capacidad de sufrimiento como fundamentales para los jóvenes talentos que intentan innovar. Hay quien con 25 años pretende ser Steve Jobs”, ha dicho.

[…]

Nadie detiene al AVE

Desde los años 90, los expertos en infraestructuras alertaban de lo que la sociedad española está descubriendo demasiado tarde. La alta velocidad se ha sobredimensionado, la factura es impagable y la planificación inexistente. Es la enésima burbuja económica de España, pero nadie quiere echarle freno. TintaLibre. Enero 2015

38 años de debates presidenciales en Francia

Las previsiones dicen que veinte millones de franceses estarán hoy pendientes del enfrentamiento de dos hombres en la televisión a partir de las 21.00. Son François Hollande y Nicolas Sarkozy, candidato del Partido Socialista francés y de la Unión por un Movimiento Popular respectivamente. Los expertos consideran que los debates televisados entre los candidatos a la presidencia nunca han tenido una gran influencia en el voto de los electores y, sin embargo, son una tradición que despierta un gran interés mediático.

1974: Giscard D’Estaing- François Mitterrand

El primer debate en la historia de las presidenciales francesas tuvo lugar el 10 de mayo de 1974, cuando la tradición se había consolidado ya en América tras el legendario enfrentamiento entre Kennedy y Nixon. En aquella ocasión, Valéry Gircard D’Estaing y François Mitterand se sentaron frente a frente durante 1 hora y 40 minutos en un escenario entre pomposo y lúgubre. Los tiempos se medían con unos cronómetros semejantes a los de la Estación de Saint Lazare de París y los periodistas no tenían opción a hacer preguntas. De ese duelo queda una frase histórica para la política francesa. Cuando parecía que Mitterrand se llevaba el gato al agua en el debate, Giscard D’Estaing le dijo: “Señor Mitterrand, usted no tiene el monopolio del corazón”. La leyenda dice que esa frase hizo mucho por la victoria del candidato conservador.

[…]

John Hall, fundador de Linux: “Con las patentes no habría sido posible la Capilla Sixtina”

John Hall (Carles Francesc)

Jon Hall, evangelista de Linux. / CARLES FRANCESC

Es como un campusero más. Jon Hall se sienta habitualmente en una de las primeras mesas del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, como cualquier otro participante. Habla con todos los que se le acercan, que son muchos. Repartidos por las mesas de las dos sedes que este año tiene el evento, se encuentran decenas de pingüinos, símbolo de la marca debido a la aficción del arquitecto de Linux por este animal. Eso da una idea de la cantidad de fans que el software libre tiene entre los participantes.

Jon Hall dio una conferencia el jueves a última hora de la tarde que se cerró con la llegada de una tarta para celebrar el veinte cumpleaños de Linux pero continúa en la Campus Party, que finaliza esta noche, disfrutando del evento con su ordenador. Hall, que utiliza su apodo, maddog, para firmar a sus muchos fans, se sentó a hablar con este periódico del software libre, del que es, más que un ejecutivo, un apasionado. Hall es directivo de la organización sin ánimo de lucro Linux Internacional.

“Estoy convencido de que Linux es perfecto, el problema es que a los usuarios de Windows les pasa como a algunas parejas que llevan mucho tiempo juntos. Quizá no compaginan del todo bien pero se han hecho a estar juntos. Si se separasen, probablemente encontrarían un mejor compañero, pero se han acostumbrado”, sonríe Hall.

[…]

Todos náufragos

20376gDe todas las guerras en las que Ramón Lobo ha estado solo hay una de la que nunca pudo regresar: la que mantuvo con su padre durante 60 años, la única capaz de sobrevivir a la muerte de uno de los contendientes durante al menos la mitad de ese tiempo, porque Ramón Lobo padre murió en 1983, justo cuando “la transición había comenzado”. La personal. De la política ya hablaremos.

Todos náufragos, último libro de Ramón Lobo Leyder (1955), es en parte una autobiografía y es, por otra, la biografía de la España del siglo XX: un país que despertó de la crisis explosiva de finales del XIX alumbrando una generación llamada a cambiar las cosas pero que acabó muerta o silenciada por 40 años de una dictadura que lo infectó todo sin que aún se haya hecho el trabajo necesario para la reconciliación. El drama de España es el drama de la familia Lobo, que encarna como un crisol cien años de un país que en su viaje de la dictadura a la democracia dejó “olvidado un remolque cargado con las maletas de los pasajeros”.

[…]